Artesanía de la imagen digital

En el año 2015 el Festival Internacional de Màpping de Girona, FIMG, me seleccionó junto a otros 14 aspirantes para participar en su propio concurso de mapping. Las piezas presentadas tenían que ajustarse a un tema preestablecido que era el de las contradicciones. Yo participé con un mapping que utilizaba el Adagio del verano de Las cuatro estaciones de Vivaldi como base musical de unas imágenes que ilustraban la contraposición entre paisaje natural y paisaje urbano. Su título, Skyscraper & the mountain peak, ya da a entender esa idea de forma tangencial.

El proceso de trabajo supuso un inmenso aprendizaje con el fin de poder asumir yo solo el reto de ejecutar una pieza audiovisual de 5 minutos de duración. Fue también un ejercicio de priorización y renuncias, ya que el margen de maniobra para hacer todo el trabajo era de unos dos meses. En ese aspecto, resultó clave el hecho de invertir dos semanas en el Centre d’Art i Natura de Farrera para trabajar en la conceptualización, el storyboard y una estricta planificación de la producción.